Mostrando entradas con la etiqueta guantes. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta guantes. Mostrar todas las entradas

sábado, 9 de junio de 2012

Quebrá la monotonía de tus guantes con... ¡bordados!



¡Sí, claro, qué título ingenioso! tan ingenioso como estos antiguos guantes tejidos a mano, franceses, a los que se les rebaten los dedos, y que seguramente, han sido y son inspiración actual.
En el post anterior hablábamos de los guantes cortos, lisos, negros, de huir de ellos... y pensamos en el color. Es lo primero que se nos ocurre, y ahora que estan de moda las combinaciones con alto contraste y los metalizados, no es tan difícil mandarse con algún color que no esté en nuestro equipo pero funcione bien con él.
Aunque también hay trucos: anverso y reverso de distintos colores o texturas, o el bordado con abalorios. La verdad es que mirados con cariño, a estos guantes antiguos hay que reconocerles una buena dosis de encanto.
Entonces, para que veas que no todo tiempo pasado fue mejor, siguen las fotos. Esperamos que te gusten.


Un guante en cuero negro opaco y sin dedos,
bordadísimo con cristales, mostacillas y demás, de Ungaro.


   Langerfeld insiste también con sus guantes sin dedos, con lentejuelas y una "media" de tul.


Otro guante negro y sin dedos, pero esta vez el bordado de abalorios esta en el borde de cada dedo, ¡Tan ingenioso como si el guante incluyera los anillos!

Guantes de lana super fashion, con bordado de abalorios en dorado





Guantes de lana cruda con unos bucles que les dan un toque más trendy



Y hacé lo mismo con tus guantes de color: ¿porqué no?




viernes, 8 de junio de 2012

Calzar los guantes con sofisticada precisión



En 2012 podés llevar guantes con tu tailleur, con el jean, con un vestidito veraniego... guantes de piel, de lana, de goma... largos, cortos, anchos, angostos, o calados... guantes de día o de noche... pero ¡ay!: toda tarea requiere precisión. Ahora los guantes son la estrella de la moda y con ellos serás una diva, pero tienen sus leyes.
Para tu gloria y la de ellos, acá van las básicas:

1- Relación guante-todo:

Estos quedan muy bien para eskiar.

*Olvidá para siempre los guantes meramente utilitarios. Jamás sumarás estilo con mitones que cuelgan o nudillos descubiertos con campera motoquera, o aquellos ya gastaditos y llenos de nudillos que son tan abrigados.

Encaje dorado con retoques negros, a juego con la carterita estampada con dorado: un acierto


*No pienses en guantes sólo para eventos hight. Tus guantes pueden protagonizar cualquier salida si vestís sin estridencias y con tonos sobrios son infalibles.

Mitones largos con mangas tres cuartos... Lindo y práctico ¿no?

*Olvidá los anillos bajo los guantes. Tus manos se verán horriblemente llenas de bultos.
* Ni se te ocurra usar guantes animal print o estampados con un vestuario cargado de detalles. Que sean aterciopelados o con alguna bella textura es suficiente.
* Llevá las manos tan arregladas como si no tuvieras guantes. ¡El contraste guantes/uñas despintadas es imposible!
*Mové las manos naturalmente, para no hacer eco al refrán "gato con guantes no caza ratones".

2- Relación guante-manga:
*Cuanto más corta es la manga, más largo debe ser el guante.

El "trío" de guantes, estola y gorro agrega un increíble estilo a este vestido sencillito . ¿O no?

*Cuanto más ancho el guante, entre su borde superior y la manga dejá más piel al descubierto.

Un modelo de Pablo Ramírez, maestro en guantes de todo tipo. Aquí, medianos y anchos.

*El guante corto y pegado se lleva sólo con manga larga, y su poder radica en los detalles: esa cadenita, lazo o brillante que asoma, pone el toque chic a un atuendo que te cubre de pe a pa.

Un "Chanel" ultra chic resultado
de un tejido de lana plateada con presilla en cuero negro

3- Relación largo-ancho:
*Un guante ancho y largo debe llevarse con las mangas mucho más arriba de su borde superior.

Una innovación de Pablo Ramírez:
una blusa blanca y abuchonada "rellena" el espacio entre el guante ancho y largo y la manga.

*Un guante ancho y largo te permite arrugarlo para hacerlo más corto. ¡Queda muy sexy!



*Un guante angosto y largo con capa o mangas amplias se ve increíble. Aquí abajo ves un super elegante de Pablo Ramírez: chaqueta cortísima estilo capa y larguísimos guantes.



4- Relación guante-estilo:
*El guante corto se vé demasiado deportivo. Si es de lana descartalo para un arreglo urbano. Pero si tiene algún detalle que lo hace original y diferente, será tu accesorio wooowwwwwwwwww!

Guante con sensual cierre abierto y pulseras

*El guante largo diurno, sólo es para acompañar abrigos de mangas cortas.


Chaqueta de invierno (de Hermés) sin mangas ¡pero con larguíiiiiiiiiiisimos guantes!


*El guante largo nocturno te hace sensual e irresistible, y si es transparente o de encaje ¡ni hablar!
El brillo llama a ver a través de este lujoso encaje de pedrería. Lo que ve es su sensualidad.

5- Relación guante-guante:
*Huí del estilo "motonauta". El guante sin dedos es un accesorio muy trendy: que agregue distinción a tu outfit casual. Llevalo con algún detalle que lo aleje de lo masculino o en un color de onda, como naranja, verde, celeste metalizado, mora, el que decida tu creatividad ¡pero el clásico negro liso no! ¡Please!


Una abotonadura con borde de florcitas
cambia radicalmente la apariencia de este guante de cuero negro. 

* Huí del estilo "´princesa". Si querés llevar guantes largos a una fiesta, ocupate de que tu arreglo no sea tan tradicional como para que crean que la reina de Inglaterra ya llegó a la rave.